Tuesday, November 05, 2013

Reyes Estévez: "Estuve en el lugar equivocado en el momento equivocado".

OPERACIÓN GALGO

Reyes Estévez: "Estuve en el lugar equivocado en el momento equivocado".

El atleta explica que su comparecencia como testigo en la Operación Galgo es porque apareció en unas fotos de una reunión y que nunca se ha dopado.- Nuria Fernández asegura que no lee la prensa porque le darían ganas de clavarse "un cuchillo"


El atleta Reyes Estévez, ex campeón de Europa de 1500, se ratificó hoy en que nunca utilizó sustancias prohibidas y dijo que estuvo "en el lugar equivocado en el momento equivocado" tras declarar como testigo en el juzgado de Instrucción número 24 de Madrid que instruye el sumario de la Operación Galgo .
"Estuve en el lugar equivocado en el momento equivocado. Aquí lo que hay es mucho arroz y poco pollo" comentó Estévez después de abandonar el juzgado, donde declaró durante media hora y aseguró que su presencia en fotos junto a personas implicadas en el caso no obedecen a su participación en actividades prohibidas. Estévez, que se mostró tranquilo al término de prestar declaración, explicó que había declarado como testigo porque apareció "en unas fotos de una reunión"
"He comentado lo que vi al fiscal, a la juez y a los abogados. En esa reunión no hubo sustancias dopantes y estoy tranquilo porque nunca utilicé ni vi sustancias prohibidas", afirmó. El ganador de dos medallas de bronce mundialistas se vio involucrado en la operación Galgo por haberse entrenado con Manuel Pascua Piqueras, uno de los imputados en el caso que instruye la juez Mercedes Pérez Barrios. "Estoy centrado en acabar todo este asunto para volver a entrenarme con normalidad. De momento los entrenamientos me los está supervisando Luis Manuel Landa, porque es uno de los requisitos para poder utilizar la residencia Blume", dijo.
Estévez, que sopesa la posibilidad de volver a vivir y a entrenarse en Barcelona, comentó que "no es definitivo" que Landa, responsable nacional de fondo, vaya a ser su entrenador. "Confío en que todo esto se resuelva cuanto antes y se vuelva a hablar bien del atletismo", añadió.
También declaró hoy como testigo el atleta Eugenio Barrios, que aseguró estar "tranquilo". "Me he reunido con ciertas personas, las pruebas están ahí, pero de ahí a que me haya dopado hay un mundo", recalcó el toledano. "Cuando todo se aclare, daré mi versión", apuntó.
Barrios, que fue pupilo de Manuel Pascua hasta diciembre, aclaró que no vio ninguna foto, en relación con la posibilidad de que haya pruebas gráficas en su contra.
"No leo la prensa porque me darían ganas de clavarme un cuchillo"
"He venido a declarar en calidad de testigo. No olvidéis eso, porque a veces se dicen muchas mentiras. No leo la prensa porque me darían ganas de clavarme un cuchillo". Así de contundente, aunque tranquila, se ha mostrado a la salida de los juzgados la atleta Nuria Fernández, que también ha tenido que acudir a declarar, como testigo, ante la juez de instrucción.
La campeona de Europa de 1500 ha asegurado sentirse "muy tranquila" tras "decir toda la verdad". "No me han enseñado ninguna foto. La juez me ha parecido muy maja, me imaginaba otra cosa, como en las películas. He entrado un poco más intranquila y he salido más tranquila porque nunca había estado en esta tesitura, pero ha ido todo bien", ha dicho.
Fernández ha reiterado que es "inocente" y tiene "la conciencia tranquila". Su declaración ha durado poco más de media hora, a lo largo de la cual ha respondido a preguntas de la juez, la fiscal, el abogado del Estado y los defensores de su ex entrenador Manuel Pascua y de Eufemiano Fuentes, ambos imputados en el caso. "No voy a decir nada porque no quiero meter la pata", ha rematado.
Además de Estévez, Barrios y Fernández, también han declarado hoy la velocista Luz Murillo, que ha salido sonriente y se ha saludado efusivamente con Nuria Fernández en la puerta de los juzgados, y el preparador deportivo José Luis Pascua, hermano de Manuel, que ha sido el único que ha declarado como imputado. Además de proclamar su incocencia, José Luis Pascua ha asegurado que no está implicado en la trama y recordó que la juez no autorizó el registro de su casa y que cedió voluntariamente su ordenador personal para ayudar a la investigación.